Torra condiciona la cita con Sánchez a que se hable de “todo”

El ‘president’ Quim Torra ha condicionado este viernes una reunión con Pedro Sánchez el próximo 21 de diciembre, aprovechando que el Consejo de Ministros se celebra en Barcelona, a que en ese encuentro se pueda hablar de “todo” y “a fondo“, según han trasladado fuentes del Govern a EL PERIÓDICO después de la propuesta de reunión que ha realizado la vicepresidenta del Gobierno central, Carmen Calvo, al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en una carta hecha pública hoy.

En su misiva enviada ayer jueves por la tarde, Calvo comunica oficialmente a Aragonès que el Consejo de Ministros tendrá lugar en la Llotja de Mar, le reclama “colaboración” del Govern en la organización y desarrollo de la cita y le propone un encuentro entre Sánchez y Torra.Carta de Carmen Calvo a Ada ColauVER PDF

La vicepresidenta considera que la reunión del gabinete de Pedro Sánchez en la capital catalana constituye “una gran oportunidad para demostrarle a la ciudadanía” su compromiso “con la cooperación y el entendimiento” y para lanzar “un mensaje nítido en favor de la convivencia“.

“Es por ello que pedimos al Govern la máxima colaboración en las labores organizativas de vuestro ámbito competencial vinculadas a la preparación y desarrollo de la reunión del Ejecutivo y de cuyos pormenores seréis oportunamente informados por la Delegación del Gobierno en Catalunya”, añade Calvo.

Asimismo, la número dos del Ejecutivo considera que “sería conveniente” una reunión entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat para “retomar la senda del diálogo constructivo“. Según especifica, es un encuentro “habitual en situaciones semejantes” y “así se lo comunicó en su encuentro” del pasado mes de julio Sánchez a Torra.

Reacción del Palau

Tras una primera reacción del Govern a la Agència Catalana de Notícies (ACN), en la que las citadas fuentes no descartaban una reunión, destacaban que mantienen “siempre la vía del diálogo abierta y que Sánchez siempre sería bienvenido”, pero insistíann en que su preferencia es celebrar una reunión bilateral entre los dos ejecutivos al completo, el Ejecutivo catalán ha mostrado una seguna reacción mucha más contundente.

Según explican las fuentes consultadas por este diario, el Govern se mantiene en la misma posición que desde el pasado 9 de julio, que es que en cualquier reunión entre ambos dirigentes “se tiene que poner sobre la mesa todos los temas“. “Todos”, recalcan, al tiempo que consideran que deben de abordarse “a fondo“.

“Si no se está en disposición de abordar los temas a fondo, no hace falta hacer reuniones. Es decir, no hace falta una reunión para hablar de Rodalies… Para eso ya están las bilaterales entre ‘conselleria’ y ministerio”, han añadido las mismas fuentes.

Carta a Colau

La vicepresidenta Calvo también ha emitido una carta a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la que también le comunica formalmente la celebración del consejo en la Llotja de Mar y, en su caso, le agrade “de antemano la colaboración que (…) el ayuntamiento presta, en el ámbito de sus competencias, para facilitar las cuesiones organizativas” siempre que la actividad del Gobierno central se desarrolla en la capital catalana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *