Todo lo que es posible con un GPS

0
67

Todo lo que es posible con un GPS:

  • Tener el control sobre el cambio climático o la desforestación
  • Ver programas de televisión desde cualquier parte del planeta
  • Poder determinar cuanta contaminación existe en el agua o en el aire
  • Descargar todo tipo de aplicaciones en diferentes dispositivos a gran velocidad
  • Manejar de un lugar a otro sin extraviarse y sin tener que pedir indicaciones
  • Posibilidad de retirar dinero en un cajero ubicado en la montaña
  • Conocer si al siguiente día lloverá o habrá sol
  • Tener acceso a una receta en internet en un lugar remoto
  • Descubrir todos los secretos que posee en universo
  • Poder monetizar las condiciones que tienen los campos y su ganado
  • Reactivar las comunicaciones después de un terremoto
  • Enviar un mensaje desde alta mar

Es complejo imaginar que se trata de máquinas que están a miles de kilómetros del planeta y que son tan necesarias para realizar aquellas operaciones antes mencionadas y mucho más.

Según el portavoz de la ESA y director de la GSSC, Javier Ventura Travese, costaría vivir sin los servicios que brindan los satélites hoy en día, si por alguna razón llega a ocurrir un apagón en el espacio.

Si esto llegase a pasar, inmediatamente  todas las funciones anteriores y muchas más, se desaparecerían o se encontrarían limitadas, perjudicando el desarrollo de la que se venía manifestando en la humanidad e incluso, sería inasumible lo que este hecho haría con el impacto económico.

¿Un número casi infinito de satélites en el espacio?

Actualmente están activos satélites de observación, de telecomunicaciones, meteorólogos, científicos, de navegación y militares. El primero que se lanzó al espacio fue en el año 1957, desde entonces se han enviado aproximadamente 10.000 satélites más, sobreviviendo en su órbita solo 5.500 pero activos únicamente 2.300.

A partir del 2000 y 2013, se procuraba lanzar hasta 100 cada año e iba en aumento de 150 a 200 desde el 2013 y 2017 y seguidamente 400 en los últimos años, según la cifra que indica la ESOC. 80 países poseen sus propios satélites como Rusia, Estados Unidos y China, mientras que hay diez naciones que tienen permitido lanzar satélites de forma independiente.

¿De qué material están hechos los satélites?

Dependiendo de la función que vayan a desempeñar, se construyen con diferentes instrumentos. Si se trata de un satélite de comunicaciones, entonces debe llevar amplificadores para la señal y antenas. Si es de navegación, tiene que estar equipado con un reloj extremadamente preciso, el cual transmite la hora y su ubicación.

Los de observación, traen consigo un radar e instrumentos de análisis que ayudan a determinar los parámetros de la atmosfera y de la superficie, además de un telescopio.

Explica el director técnico y de operaciones, Antonio Abad, que todos a pesar de que estén equipados con diferentes instrumentos, la construcción conlleva un proceso complejo y largo que puede durar hasta cinco años o más.

La prevención tecnológica de los satélites en el espacio

Esta tarea empieza cuando se realiza un estudio de las necesidades que existen en el mercado y que duraran a largo plazo, ya que una vez que sea lanzado el satélite y este esté en su órbita, no es posible modificarlo técnicamente. De lo que se trata, es que haya una prevención de las futuras demandas en servicios para que pueda ser útil durante muchísimos años; lo que toma tiempo, debido a las numerosas pruebas que deben realizarse, garantizando que sus componentes funcionan a la perfección, a pesar de las condiciones que pueden someterse en el espacio: un lugar sin atmosfera, con temperaturas cambiantes y con radiación solar.

Pero, el problema se presenta, cuando se dañan al estar en el espacio. Ninguno de estos es posible arreglarlos como si se tratara de una bombilla, por ello, se envían los de repuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here