Solari intenta lidiar con Isco: “Fue algo anecdótico”

Pese a que La Liga regresa este sábado para el Madrid, en casa ante el Rayo Vallecano (18. 30 h.), y que el equipo afronta, a partir de la semana que viene el Mundial de Clubs, el gran tema era Isco, protagonista en la derrota ante el CSKA en Liga de Campeones por su intercambio de pareceres con la grada, mientras Solari se esfuerza por apagar incendios públicamente que luego aviva con sus decisiones.

El técnico blanco tildó el enfrentamiento de Isco con la grada en el último partido como “algo anecdótico, que a ustedes (la prensa) le llama la atención. Me da la impresión de que protesta una saque de esquina, comprendo vuestro trabajo, pero nosotros tenemos que poner el foco en el Rayo Vallecano”, dijo el técnico antes de recurrir, en preguntas sucesivas, a su ya recurrente cuestión matemática para explicar la falta de protagonismo del malagueño: “Solo caben once, siempre hay alguno que se tiene que quedar fuera”, explicó tras la ya habitual ristra de halagos vacíos y generalistas sobre el atacante.

La suplencia de Navas

La elección de las palabras en las respuestas sobre Isco son muy similares a las cuestiones, cada vez menos recurrentes, sobre Keylor Navas, al que se esperaba titular en el intrascendente duelo de Champions de esta semana: “Tiene todo mi respeto y admiración, pero repito: la parte más ingrata de mi trabajo es hacer las alineaciones”, explicó de forma escueta.

La hipérbole constante

“Creo sinceramente, y lo digo con ternura: Estar instalados en la hipérbole constante es un poco cursi”, intentó sentar cátedra Solari para minimizar el ruido que rodea al equipo después de la irregular temporada que está completando, aunque su mensaje no llegó con total claridad, en medio de una disertación sobre la historia de éxitos del Madrid, como si fuera algo influyente en el nivel actual que está mostrando el equipo: “Cómo no vamos a creer en el Madrid tras 115 años y 13 Champions y tantos trofeos y leyendas”, había comenzado diciendo.

Entre más cuestiones extradeportivas, y pese a lo poco comunicativo que se muestra Solari en según qué temas, el argentino reconoció problemas en Champions y reivindicó el raquítico partido de su equipo en la última victoria en Liga, 0-1 en Huesca: “No esperábamos la derrota ante el CSKA, pero el partido fue útil para otras cosas, para que jugaran algunos menos habituales. No nos faltó intensidad en Huesca, en Champions el partido tuvo otros condicionantes”, terminó comentando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *