Sin usar mascarillas los aspirantes a la universidad en Catalunya

0
130
Sin usar mascarillas los aspirantes a la universidad en Catalunya

Sin usar mascarillas los aspirantes a la universidad en Catalunya. Con una separación de un metro y medio de distancia para seguridad entre cada estudiante

Los estudiantes de Segria también podrán participar, siempre que muestren haber realizado la inscripción  para la prueba.

Ya está cercano el inicio de las actividades académicas, se plantea no tener que llevar puestas las mascarillas dentro del ambiente de la actividad escolar. De esta misma forma, en los días en que los jóvenes aspirantes se enfrenten a la selectividad universitaria no están en la obligación de usar la mascarilla. Estarán con un distanciamiento de más de metro y medio todos los optantes, no podrán propiciar el contacto físico, pero si deben atender cualquier circunstancia de desplazamiento fuera del área acondicionada si es obligatorio cubrirse el rostro.

El mayor número de inscriptos en su historia

Justo en estos momentos en Catalunya, cuando la convocatoria de selectividad ha conseguido el mayor número de inscriptos en su historia, ha coincidido con el confinamiento por la pandemia, cerca de 40.000 aspirantes, por tanto se distribuirán en los 63 municipios los tribunales necesarios para atender la demanda, siendo 43 más que la vez pasada.

En lo que en opinión suministrada por Lluis Baulenas, Secretario General del Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC), expreso que de esta manera se garantiza a los estudiantes, se puedan examinar en un ambiente con la máxima tranquilidad y seguridad higiénica, en donde se están incluyendo los provenientes de la comarca de Segria, con su comprobante en mano del (PAU).

Es de acotar, por el control y seguridad de los espacios asignados, no estarán funcionando en esta ocasión, las cafeterías de los campus, ni las máquinas expendedoras. En cuanto al cuidado de sus pertenencias, los estudiantes las ubicaran delante o detrás del pupitre en donde se les ubique al presentar la prueba. Las condiciones serán las mismas en todos los tribunales, para mejor resguardo y prevención de propagación.

Las pruebas de acceso a la universidad (PAU)

se desarrollaron durante cuatro días, entre el 7 y el 10 de julio. Después, de que habían sido aplazadas por un mes, por la consabida suspensión de clases por el covid-19. Los estudiantes se examinaron en las opciones seleccionadas, aprovechando que en el transcurso de los cursos cada centro de aplicación organizó los temarios, en relación de sus proyectos educativos.

Las pruebas ofrecieron mayor flexibilidad de opciones a los alumnos, para que eligiesen entre los temas y aspectos tocados en las clases, considerando que hubo suspensión de las presenciales, a partir del tercer trimestre, por motivo de la pandemia.

Los estudiantes contaron con varias alternativas a seleccionar

Aunque, en esta oportunidad a los exámenes de selectividad en Catalunya no se le incluyeron en su mayoría, las partes de contenidos obligatorios o comunes. En todos los casos, excluyendo las pruebas de lengua, los estudiantes contaron con varias alternativas a seleccionar, evitando encontrar temarios que no hubiesen sido cubiertos por la suspensión de clases presenciales.

El objetivo de esta variante y flexibilización es que ningún estudiante quedase bloqueado en una pregunta obligatoria, sobre un contenido que no se haya podido desarrollar adecuadamente en clases.

A  pesar, de todos los esfuerzos planteados y las medidas de protección planificadas, siempre hubo críticas provenientes del Sindicato de Estudiantes, que criticaron la celebración presencial de la PAU, considerando que se ponía en riesgo la salud y las vidas de los aspirantes. A parte de considerar que la oposición a la selectividad es una barrera para los jóvenes que proceden de familias trabajadoras, no puedan acceder a la universidad pública, en opinión de Marina Mata, secretaria de la organización del sindicato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here