Port de Barcelona registra más tráfico total pero menos exportación de automóviles

Port de Barcelona superó hasta noviembre los volúmenes de tráfico total y de contenedores registrados el pasado año. Gestiono tres millones de contenedores hasta noviembre, un 15% más, mientras que en peso superó los 62 millones de toneladas (+11,4%). Sin embargo, la infraestructura catalana percibió ya algunos signos de ralentización en el tráfico de vehículos, al canalizar un total de 749.573 unidades hasta el mes de noviembre, lo que significa un descenso del 2,5% con respecto al año pasado. Casi la mitad de este volumen son automóviles de exportación que se transportan a diversos mercados de todo el mundo.

La carga de transbordo (que se descarga para volverse a embarcar hacia su destino final) continúa impulsando el tráfico de contenedores, con un incremento del 33,6%, pero el comercio exterior globalmente sigue avanzando en positivo. Destaca la evolución de las exportaciones, que superan los 691.000 TEU y crecen a un ritmo del 6%, mientras que los contenedores de importación suman 535.690 TEU, el +3% más que el año pasado.

Por mercados, los países que muestran un mayor dinamismo en sus intercambios comerciales con el puerto de Barcelona son Argelia (+47%), EEUU (+16%), México (+12%), Vietnam (+25%) y Egipto (+17%). El puerto de Barcelona consolida día a día su posición como puerta de entrada de las mercancías al sur de Europa. 

Respecto del resto de segmentos de tráfico, destaca el impulso del líquidos a granel, que superan los 13,8 millones de toneladas (+ 5%), gracias principalmente al buen comportamiento de los hidrocarburos (+ 6,3%). En este apartado también hay que resaltar la evolución de los biocombustibles, que se han incrementado un 35% hasta noviembre.

En relación a la carga rodada (aquella que se embarca a bordo de camiones, plataformas o remolques), el puerto de Barcelona registró un total de 381.786 unidades de transporte intermodales (UTI), un 4% más que en el mismo periodo del 2017. Este resultado incluye las mercancías que se transportan en las islas Baleares y Canarias (tráfico insular) y la carga que se canaliza con Italia y el norte de África mediante las autopistas del mar. En este caso, los diferentes servicios que conectan Barcelona con Civitavecchia, Génova, Savona, Livorno, Porto Torres y Tánger -entre otros destinos-, han transportado más de
138.000 UTI (+ 7%) y han permitido desviar una cifra idéntica de camiones de la carretera al modo marítimo.

En cuanto al movimiento de pasajeros, hasta el mes de noviembre, la instalación catalana ha recibido un total de 4,3 millones de viajeros, cifra que incluye los usuarios de ferris de línea regular (1,3 millones, +9%) y los de cruceros (2,9 millones, +13%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *