Los algoritmos no pueden predecir aun la estupidez de los humanos

0
197
Los algoritmos no pueden predecir aun la estupidez de los humanos

Los algoritmos no pueden predecir aun la estupidez de los humanos. Desconocer cómo funcionan y además, no tener claro qué son los algoritmos lleva a atribuirles en muchas ocasiones capacidades que aún no poseen.

A veces, nos referimos a ellos como si se trataran de oráculos que pueden conocer por adelantado el futuro y que son capaces de controlar nuestros movimientos y a pesar de ser en ocasiones verdad, también contienen sus propios límites, lo que hace posible engañarlos fácilmente.

A decir verdad, la inteligencia artificial no es segura o impenetrable. Los algoritmos, como ya se sabe son capaces de anticipar los gustos, las soluciones inmediatas, pero no ir más allá debido a que la vida es impredecible y muchas cosas se le escapan.

Según la escritora y periodista Marta García Aller, nadie pudo ver venir el éxito de Donald Trump o el “Brexit” por ejemplo. En su investigación ha corroborado que existen límites en los algoritmos que aún no han logrado superarse.

Actualmente hay algoritmos para cualquier cosa

Aquellos que generan difusiones falsas, los que anticipan el número de votantes, los que invierten en la bolsa, los que predicen anualmente los delitos, los que componen melodías, los numero de atascos, etc., pero al mismo tiempo están lejos de predecir o de entender el humor, el sentido común o la estupidez.

Los ayuda la tendencia que tenemos los seres humanos de ser repetitivos en varios aspectos, es por esa razón que aprenden a ser anticipadores del comportamiento que solemos tener ante un gran número de situaciones, pero por igual la espontaneidad les gana.

La inteligencia de los algoritmos

Es inequívoca y no se puede esperar que exprese un pensamiento o decisión por nosotros. Es solo un utensilio que nos facilita la vida. Es allí, cuando hay que comprender que entre sus capacidades y sus límites deberíamos decidir cuáles deben explotarse y cuáles restringirse para el bien propio, ya que a estas alturas no es posible vivir sin utilizarlos, así que hay que saber cómo influyen en nosotros.

Sobre todo por el hecho de ser creados por otros seres humanos que pueden hasta colocar sesgos discriminatorios de carácter perjudicial para el consumidor. De igual manera, la empatía, el razonamiento y la imaginación siguen siendo características humanas a las cuales no pueden llegar.

¿Cuáles son las limitaciones de los algoritmos?

¿Hubo alguna predicción sobre la pandemia?

Eso parecía, pero hubo algunos que si predijeron la pandemia. Pero, el asunto es que no se le prestó ninguna atención al aviso. Según la periodista, la falta de bagaje u olvido hace que los seres humanos cometan siempre los mismos errores, eso explica por qué a pesar de ser un sistema tan actualizado que nos avisa de un posible peligro termina siendo irrelevante, ya que si no le creemos no vamos a accionar.

Los “match” de Tinder también pueden equivocarse

Internet como ya se sabe, es un medio que ha funcionado para encontrar pareja. Plataformas como Badoo o Tinder constantemente nos enseñan perfiles de otros usuarios que a su vez quieren encontrar con quien salir.

Un estudio realizado en el 2014 descubrió que el éxito de romance en este tipo de páginas, después de la primera cita era algo muy parecido entre aquellos perfiles que son incompatibles, además de los que eran elegidos por miles de respuestas realizadas previamente.

La red llena de puras mentiras

El algoritmo conocido como “deepfake” es la creación de audios y videos que imitan perfectamente a otra persona, lo que hace imposible realizar una diferenciación de lo que es falso y de lo que es real.

Normalmente los usuarios intercambian la cara de algún artista de gusto propio por la suya para motivos de diversión, pero esto también puede ser utilizado para efectos delictivos, chantajes, estafas o espionajes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here