La mala hierba más hermosa

0
305
La mala hierba más hermosa

La mala hierba más hermosa. Es difícil quitarle la atención a un campo repleto de amapolas, con su intenso color rojo, empapando el verde de la pradera, bajo el cielo azul.

Así lo sabía Monet, al momento de pintar su cuadro, al igual que todos aquellos que pasan por allí, queriendo ser retratados delante de lo que la naturaleza les puede brindar en determinado momento.

En los últimos días de mayo, la embajada de España, publicó en Japón un twitter con la foto de un campo de lleno de amapolas en Zamora, junto a una muralla, una catedral y un castillo. Durante 24 horas la foto, había superado el medio millar de “Me gusta” haciéndose conocida.

Este es un terreno donde cada primavera viajan muchísimos fotógrafos a inmortalizarlo, pero este año, por ser tan admirada por muchos japoneses durante la pandemia, cientos de personas tienen intenciones de acercarse a ver.

Sin embargo, en el transcurso de pocos días, los nietos de los encargados de la finca, decidieron segarla porque estaban hartos de la multitud, que según ellos hacían daño a la salud de los mismos dueños.

Ciertamente la belleza no es igual para todo el mundo.

Si hablamos de amapolas, deberíamos especificar que, desde la botánica, es analizada como maleza, es decir, una mala hierba que se enreda con la cebada, el trigo y otros cultivos, sustrayendo de ellos los nutrientes que necesita para sobrevivir.

Los agricultores, por esa razón están siempre pendientes por si ven entre sus cosechas un puntito de color rojo e inmediatamente actúan para evitar la propagación de estas resistentes flores, que esperan a que haya cultivos para emerger, debido a que se alimentan de los nitratos que se encuentran en el suelo. Si no se tiene cuidado se podría perder hasta el 40% por culpa de la aparición de dichas amapolas.

Su nombre científico es: “Papaver Rhoeas”.

No suele estar muy presente por lo antes mencionado y existe la hipótesis de que se trate de la aplicación de los herbicidas, que suelen usarse en mayor grado.

Según el ingeniero técnico y paisajista íñigo Segurola, la planta nace anualmente y florece durante tres semanas mientras finaliza el mes de mayo, para luego desaparecer y volver a comenzar.

Su manera de expandirse por toda la cosecha, es gracias a las semillas que ascienden, se adhieren a la ropa y a los pelos de los animales. Lo que resulta muy difícil para que se extingan o mueran en el instante. Al mismo tiempo, depende de la temperatura de los días.

¿Por qué llamarla “mala hierba?

El responsable del jardín, Lur Garden en Gipuzkoa, es Segurola. Aproximadamente mide unos 20.000 metros cuadrados. Allí, los agricultores siembran y al mismo tiempo colocan los herbicidas para evitar que florezcan las amapolas, pero ¿Por qué se les llama “mala hierba”?

Según Segurola, malos somos los seres humanos. Lo mismo pasa con los “plumeros de la Pampa” a la que suelen dar por nombre, colonizadora. Pero, a decir verdad, somos nosotros los que no queremos especies entrelazadas, porque no entendemos que el propósito de las plantas y hasta de los animales siempre ha sido expandirse.

El plumero, hace su aparición casi siempre alterando las carreteras y su vez el paisaje. Muchos opinan horrorizados o escandalizados ante esto, pero Segurola, opina que no está de acuerdo en matarlas o llamarlas colonizadoras. La idea es que, entendamos que el mundo está en constante cambio y que cuantas más barreras se creen más causaremos daño a los endemismos.

En conclusión, opina que es la propia naturaleza la que toma el control y se regula así misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here