La incierta vuelta a clases en Catalunya

0
160

La incierta vuelta a clases en Catalunya, mantiene a las familias y profesores indignados y a la expectativa

Los padres se encuentran desconcertados, temen por salud de sus hijos en el cole. Los sindicatos expresan que la conselleria de Educació no quiere realizar ninguna inversión para ajustar las ratios

La comunidad educativa se muestra indignada y desconcertada por la indefinición que rodea la vuelta a clases, luego de apreciar la existencia de desacuerdos o disparidad de criterios entre las conselleries de Salut y Educació. Solicitan seriedad y que se considere la seguridad de los estudiantes, evitando que los centros educativos sean una futura fuente de contagios.

Todos están solicitando recursos suficientes a la Generalitat para tratar de disminuir lo más posible las ratios de alumnos, que hasta el momento están en iguales condiciones que antes de la pandemia. Situación ilógica si se refiere a evitar las aglomeraciones y proximidades físicas en espacios cerrados. Por lo que las familias y los Sindicatos de docentes solicitan soluciones concretas y rápidas.

Fernando Simón, director del Centro de Alerta y Emergencias Sanitarias, prefiere guardar silencio, esperando que la respuesta salga después de la reunión que se establecerá el próximo jueves 20 de agosto entre las conselleries de Educació y Salut, de ellos dependen las medidas a tomar a pocos días del inicio de clases.

No existe un plan estratégico definido

Un portavoz del sindicato de maestro USTEC, el mayoritario en educación primaria. Siendo una de las organizaciones de docente que se opone a la vuelta a clases tras la pandemia, sino existe un plan de organización y control acertado. Expresó, que piensan que se incorporen a las aulas los educadores con las ventanas cerradas, con calefacción alta y con 25 estudiantes sin mascarillas. Quieren que los grupos de chicos sean como burbujas, continuó Ramón Font en su alegato.

Indica el portavoz sindical, el plan es que no existe ningún plan, no se cuentan con los recursos para aplicar verdaderas medidas de seguridad. No han establecido la posibilidad de conformar grupos con menos estudiantes, porque se requerirá de más maestros. Por lo que es probable que duremos pocos días en el aula y el resto, tal vez conectados en casa, es la queja de Font.

Por seguridad es necesario disminuir el ratio de atención

Este sindicato solicitó en mayo que el ratio en la educatió infantil disminuyera a 10 alumnos por cada docente y a unos 15 en primaria y secundaria. Es una propuesta similar a la que expuso Comisiones Obreras. Los trabajadores de la educación están sumamente indignados y no sienten confianza en las instituciones, piensan que podrían convertirse en focos de rebrote si no se toman medidas acordes a la situación.

Sin embargo, la planificación desde la Generalitat, por los momentos mantiene el ratio acostumbrado antes de la pandemia, ha indicando que se irán atendiendo a razón de las necesidades individuales de los centro educativo y la evolución del virus en cada uno. Para poder tomar las medidas específicas que el caso amerite. La alcaldesa de Barcelona solicitó al Govern ratifique el planteamiento expuesto.

El desconcierto de los maestros, es total, no saben hasta hoy día como deberán enfrentar la situación. En diversos grupos se ha planteado una huelga y la USTEC amenaza llevar sus argumentos ante la Inspección de Trabajo, exponiendo las condiciones laborales de sus agremiados en el inicio del nuevo curso escolar.

El nudo del problema radica que para que las instituciones educativas sean realmente seguras y se pueda bajar los ratios de atención de estudiantes, se requieren tener mayor espacio físico e incrementar número de docentes, paro lo que el Govern no quiere realizar la inversión. Opinión que comparten los sindicatos, estimando que se requeriría unos 40 mil maestros en Catalunya.

Esta preocupación llega a las familias, muchas de las cuales dudan en llevar a los niños a clases. La directora de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Catalunya, Lidon Gasull, expresa que necesitan seguridad, un plan en el cual confiar, pero no ven que esté ocurriendo algo que les dé soluciones. Habrá que esperar las respuestas que presenten a partir del jueves venidero.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here