Fernando Simón todo un personaje

1
115
Fernando Simón todo un personaje

Fernando Simón todo un personaje. El doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, quien es la voz y la imagen del gobierno en materia de coronavirus, fue entrevistado el domingo pasado por El país Semanal. Allí cuenta cómo vivió en España los días peores de su vida junto a la pandemia y la toma de decisiones internas para frenar los contagios posibles en caso de alarmas.

También comentó cosas personales como su estadía en África y hasta asuntos relacionados con su apariencia, como lo es el uso de camisas sin planchar. En París se inscribió en un evento de comunicación, junto a unos compañeros del Instituto de Vigilancia Sanitaria de la capital gala. Actividad que abandonaron de inmediato al parecerles algo absurdo, por su obsesionado empeño en que aprendieran lo que llaman la estrategia win-win, o lo que es igual comerse unos con otros cual tiburones.

Ganar – ganar

Win-win que traducido al español significa ganar – ganar es una estrategia de mercado muy efectiva en la negociación, que tiene como objetivo que salgan beneficiados todos los miembros participantes de la cadena de comercialización de alguna actividad.

Explica el doctor que todo lo basaban en la imagen para construir una apariencia correcta de acuerdo con sus intenciones. Hasta llegaron a aconsejarle qué tipo de ropa debería usar y cual le sentaba mejor. Le preguntaron por su cabello a lo que él repicó que no se peina desde que tenía quince años. Además por qué llevaba las camisas sin planchar.

En su defensa argumentó Simón que la plancha en sus inicios fue importante porque apoyaba mejorando la salud de las personas, sirvió en una época por su utilidad para matar bichos, cosa que perdió efectividad cuando se inventaron los detergentes y la lavadora quienes cómodamente pueden exterminar esos insectos.

Continuó refiriéndose a la plancha inmersa en un contexto sociocultural, diciendo que ella pasó a ser un instrumento simbólico de apariencia y poder  para dominar en el hogar. Por lo general la persona que plancha en casa es la mujer. Concluye el doctor aseverando que él ni siquiera sabe dónde está la plancha.

 

 

 

 

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here