En Málaga la venta de dosis de aceite de oliva se incrementa a partir de la desescalada de la fase 1

0
104

En Málaga la venta de dosis individual de aceite de oliva se incrementa a partir de la desescalada de la fase 1. Por temor al contagio, el coronavirus, ha modificado muchos hábitos en la colectividad.

Tal es el caso, del uso del aceite de oliva en bares, restaurantes y cafeterías de la provincia. Antes se utilizaban para aderezar y complementar el desayuno, las típicas botellas de aceite de oliva en presentaciones de 250 y 500 gramos, con las que los clientes servían la cantidad deseada.

A partir de la desescalada de la fase uno, se han visto emerger en el mercado, nuevos empaques de aceite de oliva, las monodosis o dosis individuales desechables. Este lanzamiento, ha sorprendido a muchas personas y a una buena parte de las empresas proveedoras y aunque los formatos ya se conocían antes de la pandemia, en hoteles que solían ofrecerlos a sus clientes, ha causado mucho revuelo.

Esta iniciativa surge, a petición de las autoridades sanitarias, quienes han recomendado eliminar aquellos utensilios como servilleteros, palilleros, aceiteras, vinagreras y otros, por monodosis desechables, para garantizar un mejor control sanitario.

Esto ha ocasionado, el repunte de empaques individuales de productos muy utilizados para aderezar los alimentos, sal, aceite, pimienta, vinagre y otros, como mermeladas, patés, mantequilla y sobrasada.

Aceite de oliva

El incremento de la demanda de aceite de oliva ha sido alta

Esto ha obligado a las empresas suministradoras a pedir a sus clientes, efectúen sus pedidos con antelación, es decir entre 15 y 20 días como mínimo, para poder cumplir con los compromisos. En este sentido, el señor Antonio Pérez, gerente de Aceites Málaga expresa que se trata de un ¨Boom¨. Comenta que la empresa se ha visto saturada con miles de pedidos, y aunque no es nuevo este formato para ellos, esta presentación la han venido trabajando para parques temáticos, hoteles y para la exportación, ahora se han sumado también las cafeterías.

La venta de botellas, se ha detenido y las monodosis han acelerado su incremento. Pérez puntualiza, que la empresa se encuentra en periodo de expansión de su maquinaria, para lograr envasar grandes cantidades de aceite de oliva.

Dijo además, «no sabemos cuánto va a durar esto», pero enfatiza que después de la emergencia sanitaria, algunos establecimientos podrían quedarse con estas dosis individuales. Una situación igual, explica Pérez, se está registrando con el vinagre, la sal y la pimienta. Si bien, con esta presentación se elevan los costos de manufactura, se produce un ahorro en la cantidad de aceite que utilizan los clientes, apunta el gerente.

aceite de oliva

Empresa malagueña Aceites El Niño

En cuanto a la empresa malagueña Aceites El Niño, la situación no es distinta. Sus encargados, destacan el aumento de los pedidos de monodosis, en presentaciones de 16 mililitros y en tarrinas de 20 mililitros. El Sr. Encarnación Rodríguez gerente de la empresa, expresa no entender lo que ocurre, sobre todo para evitar la contaminación, pues por un lado se están utilizando menos materiales plásticos, pero con las pequeñas presentaciones, se generan más residuos.

En la actualidad Aceites El Niño, ha incrementado su producción en un 8%, antes las monodosis representaban un 0,8 del negocio. La empresa ha tenido que triplicar la producción para poder cumplir con los compromisos, puntualizó Rodríguez.

Por otra parte, Distribuidoras como Hermanos López Pardo, del Grupo López Pardo, se han visto muy favorecidas y sorprendidas por el aumento de las monodosis. ¨Trabajamos en la elaboración de las dosis individuales, especialmente con hoteles, no obstante, la reposición se está incrementando» Fundamentalmente se están elaborando monodosis de aceite de oliva, pimienta, sal y vinagre, explica Antonio López, uno de los accionistas mayoritarios de la empresa.

aceite de oliva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here