El lodazal del amor

0
96
El lodazal del amor

El lodazal del amor. Una opinión colectiva que se ha revelado en el siglo XXI, es lo dañino que se ha convertido la compañía, Disney, para las relaciones amorosas.

A lo largo de la historia se ha discutido la diferencia en relación con la calidad musical, entre las bandas como los Rolling Stones y los Beatles, pero sin duda existe una gran diferencia entre Mickey Mouse y las demás animaciones que han salido a la luz hasta el día de hoy como algo meramente toxico, siendo algo reconocible por el público como por los mismos dirigentes de Walt Disney.

Las películas como “Brave” y “Frozen

Las películas como “Brave” y “Frozen”, representan a mujeres luchadoras, valientes y con ideas propias, lo que básicamente acaba con el estereotipo de princesa de Disney. Pero, a pesar de ser este hecho un tanto reciente, lo más importante a destacar es el daño causante y a su vez observar cómo esto logró extenderse a otros films producidos por otra compañía rival como lo es DreamWorks, el cual pretendía competir con el mundo de fantasía ya creado.

Fue en el 2001 cuando esta última, gracias a Steven Spielberg y entre otros, ayudó a iluminar el escenario cinematográfico para los más pequeños del hogar, logrando abrir un espacio en el mundo de la animación al presentar “Shrek” como el primer torpedo que iba dirigido con fuerza al principal rival.

Esta jugada terminó por ser vista como un ataque fuerte al orden establecido que había estado en pie durante medio siglo por Disney, ya que lo que se observa durante la película es un mundo completamente invertido; los príncipes son feos y malos, mientras que los ogros son de buen corazón y las mujeres fuertes e independientes.

Pero, a decir verdad…

A pesar de esta auténtica reinvención animada, los creadores dejaron en la historia una mina cargada. La película relata las peripecias que atraviesa un ogro en medio de su felicidad, viviendo en la ciénaga hasta que Lord Farquaad, el hombre que rige el condado, desea convertirse en rey y casarse con una bella mujer.

Pero, previamente a ello, inicia la cacería de todas las criaturas fantásticas logrando perturbar la paz del ogro. El cual decide negociar con él prometiéndole que rescataría a su futura esposa solo si cumplía su palabra de reorganizar el orden del bosque. Es así, como el ogro se encamina acompañado de su amigo el burro a cumplir la misión que le han encargado confiando en que al regresar también su petición estaría resuelta.

Pero, al encontrarse el ogro con la princesa, se observa que es una mujer valiente y de armas tomar, que oculta un gran secreto. En el Día es una hermosa princesa, pero al caer el sol se convierte en una ogra igual de fea que el ogro, que solo logrará recuperarse en una forma definitiva cuando reciba el beso del verdadero amor.

A pocos minutos de finalizar la película

Al momento de entregársela a Lord Farquaad, este termina siendo devorado por un dragón. En cambio a lo que respecta a ambos ogros, revelan que se han enamorado uno del otro hasta que finalmente consolidan su amor al besarse, es ahí cuando Fiona, la ogra, se convierte definitivamente en ello, ya que esa era su identidad real.

Según el psicólogo Jaime Burque, este final muy tramposo. Lo que quiere decir el film, es que solo una relación funciona solo si las dos partes son iguales, en otras palabras, la mujer tenía que terminar físicamente como una ogra fea. Lo que podría resumirse a un mensaje sexista, casi que de temática racial, ya que no se acepta la diferencia allí.

Termina este final prolongando el error del mundo animado en llevar la historia de una manera tradicional a la hora de observar las relaciones amorosas y a la vez, el desenvolvimiento de la mujer que había establecido Disney desde el principio en sus films.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here