Éditions du Masque cambia el título al libro de Agatha Christie “Diez negritos”  a “Eran diez”.

0
82

La Editorial Francesa Éditions du Masque, le cambió el título al libro de Agatha Christie, “Diez negritos” a “Eran diez”, a fin de evitar cualquier connotación «racista», por decisión de su bisnieto, James Prichard, quien en la emisora “RTL” argumentó que, cuando se publicó la obra, en 1938, «el lenguaje era diferente». «Mi opinión es que Agatha Christie buscaba sobre todo divertir y no le habría gustado la idea de que alguien se sienta herido por un giro de sus frases», dijo Prichard en la radio francesa.

Asimismo, en mayo el libro ya había sido retirado de la plataforma francesa de Amazon, en vista de la polémica surgida con la novela “Lo que el viento se llevó”, criticada por defender una postura racista. No es el único cambio del libro de Christie en el que la palabra «nigger»  (negro), adjetivo francés hoy en día en desuso por su carácter ofensivo y vinculado a la historia de la esclavitud, citada 74 veces en la versión original, ha sido eliminada, y ‘L’île du nègre’, donde se localiza la trama, que ha sido sustituida por ‘L’Île du soldat (La isla del soldado).

Béatrice Duval, directora de la edición de bolsillo del libro explicó que «Francia era uno de los últimos países que mantenía ‘Dix petits nègres’. Para nosotros no ha sido solo cambiar el título sino revisar toda la edición. La novela de la reina del crimen es un éxito mundial de la historia de la literatura, con más de 100 millones de ejemplares vendidos, lo que representa un 20 % de los 2.000 millones de libros vendidos por Agatha Christie en todo el mundo«.

Sinapsis de la novela “Eran diez” de Agatha Christie.

La novela inicia con la invitación que reciben ocho personas, para pasar unas vacaciones en una gran mansión que se encuentra en una pequeña isla y cuyo dueño ninguno de los invitados conoce, ya que sólo recibieron una carta, firmada por una persona que dice haberlos conocido en el pasado.

Al llegar a la isla el día señalado, descubren que sus anfitriones, no se encuentran allí, pero serán atendidos por los sirvientes (mayordomo y cocinera), haciendo un total de diez personas en la isla  y quienes tampoco conocen a sus empleadores. Todos los invitados encuentran en su habitación una copia de la canción infantil de los diez soldados enmarcada y colgada en la pared.

Esa noche, después de cenar, una grabación acusa a nueve de los invitados de haber asesinado (directa o indirectamente) a diversas personas en el pasado. Sólo a uno de los invitados, se le exime de la responsabilidad, alegando que las muertes fueron accidentales.

También descubren que no pueden marcharse, ya que el mal tiempo les impide abandonar la isla o pedir ayuda. Desde ese momento, los invitados empiezan a ser asesinados uno a uno, de forma similar a lo que dice cada estrofa de la canción, y cada vez que alguien muere, una de las figuras de los soldados desaparece. A medida que se van produciendo las muertes, los supervivientes sospechan que el asesino solo puede ser uno de ellos.

No queda ningún personaje para encontrar la explicación, por lo que el sorprendente desenlace se desentraña gracias a una nota que se encuentra dentro de una botella arrojada al mar por el asesino.

Errores que no se volverán a cometer.

James Prichard recalcó que “Esta historia está basada en una popular canción infantil que ni si quiera es de Agatha Christie. Además, estoy bastante seguro de que el título original nunca se ha utilizado en los Estados Unidos y en el Reino Unido se cambió en 1980. Hoy lo cambiamos en todas partes«. Hasta el miércoles Francia, había sido el único país que faltaba por cambiar el título.

De igual modo, Prichard  concluía afirmando que “Ya no debemos utilizar términos que puedan hacer daño: este es el comportamiento a adoptar en 2020…».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here