¿Consciente de los alimentos poco saludables?

0
85
¿Consciente de los alimentos poco saludables?

¿Consciente de los alimentos poco saludables? ¿Con qué frecuencia va al supermercado y ve las etiquetas de los productos que escoge antes de comprarlos? Si usted es uno de los consumidores ejemplares que realizan este tipo de acción, posiblemente sienta que algo se le escapa, a pesar de que ha tenido todo este tiempo la certeza de comprender toda la información anexada en la tabla de los nutrientes, al igual que de los aditivos y de las calorías que poseen.

Para ayudar al público a que la interpretación de los datos sea la mejor, ha llegado a los estantes de cada supermercado el nuevo etiquetado de Nutriscore, el cual identifica de manera especializada a cada uno de los productos. Se identifican a partir del color verde, pasando por el naranja, el amarillo y el rojo, con el objetivo de realizar una clasificación industrial basándose en la calidad de cada uno.

Este “semáforo nutricional” ayuda

Por ejemplo, con el color rojo, a seleccionar todos aquellos alimentos que no se consideran sanos. Gracias a, Alberto Garzón, del Ministerio de Consumo, el cual se comprometió dentro del Senado, que tomó la decisión de implantar esta nueva organización de etiquetado para el consumidor a partir del siguiente año, 2021.

Desde ya, el trámite oficial ha estado en marcha, pero fue el 17 de julio que se terminaron las consultas públicas, para culminar con el proceso de aprobación. Esto debido, a que el Ministerio promueve esta acción solo si es de manera voluntaria por el propio consumidor, lo que ha sido un éxito. Al mismo tiempo, que gran parte de las empresas de alimentación han anunciado su postura positiva de incluirse dentro de ese sistema.

¿Cuáles son los criterios que implementa este “semáforo” con las etiquetas de colores?

Este nuevo sistema posee un algoritmo que ayuda a identificar los ingredientes de cada uno de ellos, considerándolos negativos o positivos dentro de sus primeros 100 gramos. Así, también se pueden valorar las verduras, las frutas, los frutos secos, colza, aceite de oliva y nuez, como el contenido que tienen de proteína y fibra.

Estos son especificados del 0 al 5 en cada alimento dependiendo de la presencia en ellos y en la parte negativa se encuentran del 0 al 10 el aporte de calorías, las grasas, el sodio, los azucares, etc. Luego, se realiza la suma de los puntos que corresponden con los desfavorables, en función del resultado y del porcentaje de elementos que posea el producto, se saca el total de puntos positivos.

El total obtenido se coteja con la escala que contiene el sistema en sus colores de extremo a extremo; del verde entre -15 a 0 puntos y del rojo de 16 a 40 puntos.

Sin embargo, estas nuevas etiquetas no se intercambian por las actuales, al contrario, las complementan. Irá al mismo tiempo, en el frente de cada alimento para una mayor visualización desde los estantes e identificar mejor aquellos que son dañinos a nivel nutricional.

Cuando este sistema se incluyó en los supermercados de Francia

Las críticas arreciaron, ya que la idea de la Unión Europea hizo que los estados miembros hicieran lo mismo. La asociación de “sinazucar.org” difundió que el aceite de oliva, según Nutriscore, era equivalente a un envase de Ketchup por el contenido alto en grasa, a pesar de ser saludable. Pero, para evitar errores o típicas confusiones, el Ministerio admite que esta modalidad no es para productos que tengan un solo elemento como el aceite, los huevos, la leche, los granos, los refrescos, etc., allí la comparación no procede.

Garzón opina que, a pesar de este incidente, aclara que ninguno de los etiquetados actuales son precisos, sin embargo aboga que Nutriscore si presenta un mayor consenso desde su existencia a partir del 2005 gracias a la investigación realizada en Oxford y validada por FSA.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here