Cinco trucos para que tu móvil dure cinco años

Los españoles han pasado de cambiar su dispositivo cada 16 meses a hacerlo cada 20 meses, un incremento de cuatro meses que tiene su reflejo en un repunte en el número de reparaciones.

Actualmente, a un español le dura un mismo teléfono móvil 20 meses de media, dato que refleja un interés por mantener en buen estado los dispositivos y que ha repuntado el número de reparaciones. Las más habituales están relacionadas con las pantallas y las baterías de los móviles.

Sin embargo, alargar la vida útil de los smartphones más allá de los 20 meses y hasta los 5 años es posible, siguiendo unos simples consejos:

1. Evitar llevar el móvil en el bolsillo trasero del pantalón

Cualquier tipo de flexión puede exponer el aparato a averías internas de la placa base y conexiones que, aunque son reparables, pueden dejar el móvil inoperativo durante varios minutos. Además, son fallos internos que no suelen verse a simple vista, por lo que son más difíciles de detectar. El hecho de llevar el dispositivo en el bolsillo lo deja, además, más desprotegido, por lo que puede caerse más fácilmente. 

2. Usar siempre cables originales

Los cables deben estar asegurados y testeados en el mercado. Además, no deben sobrepasar los 12W de potencia o, de lo contrario, algunas utilidades del dispositivo pueden quedar seriamente dañadas.

3. No usar el móvil en los 10 primeros minutos de carga

Utilizar el teléfono para llamar o abrir aplicaciones no tiene efectos nocivos para la carga. Pero si la batería se ha agotado por completo, se recomienda dejar cargar el móvil durante al menos diez minutos antes de volver a utilizarlo. Otro detalle importante es retirar la funda antes de cargarlo.

4. Usar funda y cristal templado

El 45% de las reparaciones que se hacen de los móviles en los talleres están relacionadas con problemas derivados de la caídas y los golpes. Por ello, aconsejan usar una funda protectora de calidad y colocar un cristal templado que proteja el dispositivo.

5. Mantener el dispositivo lejos de imanes y cambios bruscos de temperatura

Los objetos imantados pueden dañar la electrónica del móvil, por lo que hay que procurar mantener el dispositivo lejos de estos. Los cambios bruscos de temperatura también puede afectar al mecanismo de los smartphones, sobre todo las exposiciones al sol, por lo que es aconsejable proteger el móvil en la playa y evitar que se moje con lluvia o nieve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *