Cada vez hay menos casos de homicidio

0
250
Cada vez hay menos casos de homicidio

Cada vez hay menos casos de homicidio. En el mundo existe la creencia de que, los casos delictivos que tienen que ver con criminalidad están cada vez más activos; lo que podría ser identificado como una mentalidad que se ha forjado por el exceso de televisión en horario matutino, el cual se enfoca solo en las convocatorias realizadas por manifestantes, donde expresan una visión conjunta y atroz de la sociedad.

Así es, como poco a poco se acaba pensando que el mundo actual está repleto de peligrosidad. Es así como de forma inmediatamente se realiza una comparación con los años que pasaron; casi que imaginarios, por el hecho de que la convivencia entre los ciudadanos era muchísimo más pacífica, sin ningún episodio de homicidio que provocara sobresaltos.

Pero, al observar las estadísticas, se comprueba que dicha afirmación esta un tanto desencaminada alrededor del mundo como es el caso de los países europeos. Allí, las tasas de homicidios van en declive, lo que quiere decir, que cada vez más nos hacemos menos daño unos a otros.

Los homicidios a partir de dos perspectivas de tiempo

Este razonamiento final es posible en dos marcos de tiempo. A largo plazo, el índice anual de víctimas ha podido experimentar un notable descenso desde la Edad Media hasta el día de hoy. Según los expertos en el crimen, el cálculo indica que por el siglo XIV, la probabilidad de que existiera un encuentro desfavorable era muchísimo más alto que el actual.

Por ello, en Europa se estima que los homicidios de dicha época estaban presentes de entre 20 a 50 personas de cada 100 mil, pero con el pasar de los años, las muertes provocadas por violencia habían disminuido, hasta que, en algunos países, finalizando el siglo XIX y comenzando el siglo XX, habían alcanzado el índice de víctimas un total de 1 por cada 100 mil.

Homicidio, que puede no tener una explicación sencilla

Esta evolución es en realidad compleja, cuando se habla de casos de homicidio, que puede no tener una explicación sencilla y que, a pesar de todo, fomenta mejoras a nivel educativo, a nivel de seguridad y por supuesto en el ámbito de justicia.

Pero, si analizamos estos casos desde un punto de vista más corto, podemos apreciar que el índice de estas muertes dibuja una línea más bien descendente. En la mitad del siglo XX, se tomó nota de un inesperado pico; una elevación en la tasa de víctimas por homicidio que extrañó incluso para la tendencia histórica.

En ese entonces, los analistas expertos disponían de variados argumentos para explicar lo sucedido, desde los acontecimientos que tuvieron cabida en los 60 por el impacto que tuvo la marihuana, y lo que fue muy recurrente en los años 80 en los países europeos, cuando la tendencia era el consumo ligado a otros hábitos, como el robo y a muchas otras cosas de índole criminal.

En los 90, el índice nuevamente comienza a reducirse

Pero en los 90, el índice nuevamente comienza a reducirse según el informe realizado por las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, calculando los homicidios como casi inexistentes durante un cuarto de siglo, desde 7,4 casos de cada 100 mil personas del año 1993 hasta los 6,1 del año 2017, lo que consta una reducción justificada de 17% de víctimas.

Sin embargo, la tendencia no se cumple de forma homogénea en lo que respecta a todo el planeta. Lo que se puede decir, es que aquellos países con índices bajos van evolucionando poco a poco, en comparación con los de índice elevado que se estima seguirán muy mal o lamentablemente empeorando. En América se registra 17 de cada 100 mil personas fallecidas por acciones violentas, mientras que, en Europa, es un total de 3 por la misma cantidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here