Barça y Levante se irán de copas tras su duelo liguero

El FC Barcelona y el Levante UD se verán las caras tres veces en un solo mes. Así lo ha querido el sorteo de los octavos de final de la Copa del Rey, que ha emparejado a los dos equipos tres días antes del duelo de Liga que ambos disputarán este domingo en el Ciutat de València. El partido de ida de la eliminatoria copera se jugará en ese mismo estadio en la segunda semana de enero (los días 8, 9 o 10), mientras que la vuelta, que tendrá como escenario el Camp Nou, está programada para los días 15, 16 o 17.

De la tómbola celebrada en la sede de la Federación Española de Fútbol no han salido cruces particularmente llamativos, pese a que se trataba de un sorteo puro en el que todas las combinaciones eran posibles. Los equipos grandes se han evitado entre sí, y el único enfrentamiento entre dos clubes de la misma ciudad (de la misma región metropolitana, habría que decir) es el que protagonizarán el Real Madrid y el Leganés; un duelo, este sí, dotado de cierto morbo, puesto que el conjunto pepinero fue el encargado de eliminar el año pasado a los blancos en los cuartos de final de la competición, con una victoria en el Santiago Bernabeu por 1-2.

Ese mismo resultado en el feudo madridista lo ha firmado esta temporada el Levante, que bajo la dirección de Paco López está ratificando las buenísimas sensaciones que dejó en el último tramo del curso 2017-18 y, después de 15 jornadas de Liga, está en posiciones de Europa League. El cuadro ‘granota’, que ocupa una muy meritoria sexta plaza, a solo cuatro puntos del Real Madrid, no pasó apuros ante el Lugo para solventar su eliminatoria de deciseisavos de final de Copa, aunque tampoco logró marcar una gran diferencia (el resultado global fue de 3-1).

Equipo revelación

Con un bloque muy compensado en el que destacan el guardameta Oier Olázabal (que estuvo seis temporadas en Can Barça, donde fue tercer portero del primer equipo), el joven centrocampista macedonio Enis Bardhi, el veterano ‘comandante’ José Luis Morales y el goleador Roger Martí (que en el presente curso ha firmado ocho tantos en 13 partidos), el Levante se ha convertido en una de las revelaciones de la Liga gracias a actuaciones como la del pasado domingo frente al Eibar en Ipurúa, en un choque que acabó con empate a cuatro y que fue un vibrante homenaje al fútbol ofensivo.

El Barça, vigente campeón de la Copa del Rey, no olvida, además, que fue en el Ciutat de València donde el 13 de mayo murió la racha de imbatibilidad del equipo de Ernesto Valverde, que, tras 43 encuentros sin perder, cayó con estrépito (5-4) en una locura de partido en el que el senegalés Boateng, autor de un ‘hat trick’, hizo trizas los sueños de Yerri Mina de triunfar de azulgrana.

“Una ronda bonita”

“Será una eliminatoria abierta”, vaticinó Jordi Alba. El lateral, que participó tras el sorteo en un acto publicitario de una marca deportiva, subrayó que el equipo valenciano “ha mejorado muchísimo” desde que Paco López se sienta en el banquillo. “Además, la afición del Levante aprieta mucho –añadió-. Va a ser difícil, especialmente en su casa. Será una ronda bonita para los espectadores”.

La historia, en cualquier caso, está con el Barça. De las cinco eliminatorias de Copa que han disputado ambos equipos, solo una, la primera, cayó del lado granota. Fue en la temporada 1934-35 y hubo que jugar un tercer partido de desempate después de que los dos primeros acabaran en tablas. El último enfrentamiento en la competición del KO tuvo lugar en el curso 2013-14 y se resolvió a favor del equipo catalán por un resultado global de 9-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *