4 mitos falsos sobre la depresión y la ansiedad

0
146
4 mitos falsos sobre la depresión y la ansiedad

4 mitos falsos sobre la depresión y la ansiedad. Alrededor de España, el 7% de sus habitantes vive con ansiedad y más de 2 millones de ellos, deben aprender a sobrellevar la depresión. Incluso, han aumentado las personas que poseen ambos padecimientos.

Muchos, ya conocen como deben tratar tales enfermedades, pero si al mismo tiempo se presentan las dos, es posible que el entorno lo malinterprete.

Es por esta razón, que HuffPost, ha conformado encuentros con especialistas que tratan ambas situaciones, además, de contactar a expertos en salud mental, con la intención de que revelen un poco aquellos mitos sobre la depresión y la ansiedad simultánea.

La directora estadounidense de la clinica Landmark Outpatient Services, Sarah Johnson, asegura que la depresión y la ansiedad son actitudes que van acompañas, como las dos caras de una misma moneda. Ambas, cuando se dan a relucir, afectan a la misma zona del cerebro, es decir, el lóbulo frontal, el hipocampo, la amígdala. Significa que una puede desencadenar a la otra.

Una persona puede tener ansiedad producto de una depresión o viceversa, un trastorno por separación, un trastorno de pánico, un trastorno de ansiedad o de manera generalizada.

Son poco frecuentes estas enfermedades

La realidad indica que hay muchas personas alrededor del mundo que padecen estas enfermedades. En Estados Unidos, 20,8%, poseen depresión y a lo largo de la vida el 29%, de ansiedad, según los cálculos estadísticos de la profesora experta en Psiquiatría de la Universidad de Harvard, Luana Marques. Explica que, a este tipo de personas les cuesta desenvolverse con las personas que están en su entorno.

Son seres humanos defectuosos

La empresa llamada, Allied Corp, busca medidas terapéuticas para casos que experimentan estrés postraumático. El director de dicha empresa, Calum Hughes, comenta que siempre se desarrolla un malentendido sobre estas enfermedades, por ejemplo, que son seres humanos defectuosos y que esos síntomas son por completo anormales. Que son débiles e incapaces de sobrevivir en la sociedad.

Para ello, explica que cada enfermedad debería ser tratada como cualquier otra, que una de carácter mental no debe ser la excepción. Ambas tienen posibilidad de tratamiento.

La forma de superar estas enfermedades es no prestarles atención

Normalmente se comenta por allí, que, para afrontar ambas situaciones, lo correcto es ignorarlas hasta que secén, pero no se recomienda en lo absoluto. Según la propietaria y terapeuta de Fundamental Growth, Amanda Stemen, no es malo tener un estado de ánimo bajo cuando se presentan estas enfermedades. Si no se asumen las emociones de negatividad puede resultar más dañino o peligroso, por ello, no se pueden apartar las sensaciones que emite el cuerpo e intentar quitarlas.

Quienes tienen estas enfermedades solo desean llamar la atención

A la directora y fundadora de Panic Aide, Cheryl Poldrugach, la han llamado anteriores veces dramática cuando ha comentado sobre su depresión o sobre su ansiedad.

Quienes tienen estas enfermedades, conocen que la vida se les modifica. Mienten a la familia y a los amigos para anular un plan, los amigos se alejan, las propuestas de trabajo se pierden, las clases no resultan como se espera, etc. Esto es algo con lo que no se juega, es algo totalmente real.

La psicóloga clínica, Carla Manly, explica que lo último que quieren hacer estas personas es llamar la atención de los demás. Lo normal es que se sientan avergonzados por la naturaleza incontrolable de sus acciones, eso les hace sentir peores. A pesar de que a los demás, alguno de esos síntomas le parezca dramático, deben saber que el que no haya experimentado algo parecido le cuesta entender, que por nada quieren llamar la atención.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here